julio 16, 2024

Mercado La Victoria

0

Mercado La Victoria

El Antiguo Mercado La Victoria es un inmueble ubicado en el Centro Histórico de Puebla. Fue construido, a mediados del siglo xix, en los terrenos que fueron originalmente el huerto del Templo de Santo Domingo y cedido para instalar ahí el mercado de la ciudad mismo que inició operaciones en septiembre de 1854, durante el gobierno del presidente Antonio López de Santa Anna. Se le dio ese nombre para recordar la Victoria del ejército mexicano contra el ejército español de Isidro Barradas en 1829. Posteriormente fue reconstruido el inmueble en el mismo sitio y como ahora se conoce en 1914, durante el gobierno del presidente Porfirio Díaz conservando su nombre original de Mercado La Victoria aunque el Ayuntamiento también lo nombra Guadalupe Victoria. Sirvió entre 1954 y 1986 como el centro de venta de alimentos perecederos más grande de la capital, hasta que fue desocupado por el gobierno local debido al foco de insalubridad que representaba. Después de ocho años de abandono, en 1994 fue rescatado por la Fundación Amparo, responsable del Museo Amparo. Actualmente funciona como un centro comercial.

Sumergirse en el corazón de Puebla es descubrir el encanto del Mercado La Victoria, un tesoro de la ciudad que despierta los sentidos y cautiva a quienes lo visitan. Este mercado, ubicado estratégicamente en la zona céntrica, se erige como un crisol de experiencias culturales, una parada obligatoria para aquellos que desean adentrarse en la esencia de la región.

El Mercado La Victoria no solo es un lugar para comprar, es una ventana al alma gastronómica de Puebla. Los aromas embriagadores de la cocina local se entremezclan en sus pasillos, ofreciendo desde los clásicos como el mole poblano hasta delicias menos conocidas como el pipián verde en su zona gastronómica.

Para los turistas, el Mercado La Victoria se convierte en un deleite cultural. Es el lugar perfecto para sumergirse en la autenticidad poblana, interactuar con lugareños amigables y descubrir los secretos culinarios transmitidos de generación en generación. Cada esquina cuenta una historia, cada lugar ofrece una experiencia digna de recordarse.

En resumen, visitar el Mercado La Victoria es más que una actividad de compras; es una inmersión en la identidad, el sabor y la tradición de Puebla, un lugar donde cada pasillo es una nueva aventura, es caminar por la historia de Puebla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *