Vistazos

Iglesia de Santo Domingo y Capilla del Rosario

La Orden Dominical de los Predicadores fue fundada por Santo Domingo de Guzmán en el año de 1215 en Tolousse, Francia, Los Dominicos llegaron a México en 1526 y posteriormente vinieron a Puebla. Ya para 1534 residía aquí un Vicario de la orden, el Obispo Carolense Fray Julián Garcés, quien en 1550 ofreció dos manzanas (solares) para construir la iglesia y su convento. La obra inició en 1571 y estuvo terminada hasta el año 1611.

Repara computadoras

La Iglesia, lo mismo que la provincia de la orden, está dedicada a San Miguel. Es amplísima y está cubierta con ricas bóvedas adornadas con relieves. A los lados de la nave, se abren  capillas hornacinas. El testero es plano y luce un gran retablo barroco, obra del Maestro Pedro Maldonado, que data de 1688. En su exterior, la Capilla del Rosario es muy severa, de estilo purista. Consta de dos cuerpos y un remate y en cada lado del arco luce dos pares de columnas toscanas adosadas; angosto friso con estrellas y roseta volada, además de pilastras jónicas. Se debe mencionar también que en frontón está el escudo dominico, y en el atrio dos capillas, una dedicada a los mixtecos y otra a la tercera orden. El culto a Nuestra Señora del Rosario fue exaltado principalmente por los frailes dominicos, por lo cual en cada uno de sus conventos se dedicó una capilla a su devoción.

capilladelrosario

La Capilla de Nuestra Señora del Rosario es considerada la joya del barroco más exhuberante del México de la segunda mitad del siglo XVII. Alarifes y peones, dirigios por el dominico Fray Juan y de la Cuenca, echaron los cimientos en 1650, y el provincial fray Agustín Hernández continuó la obra. Es a él a quien se debe el primor de esta arquitectura, la valentía de sus hieroglíficos y lo bien trazado de sus misterios.

La Capilla está decorada con estuco sobredorado, preparado con una base de harina con clara de huevo y agua y recubierta con láminas de oro de 24 quilates.

Cuarenta años llevó terminar la bella obra que erigió el Obispo Don Manuel Hernández de santa Cruz y Sahagún.

La Capilla del Rosario es un punto cardinal de Puebla, representa la formación de la espiritualidad indígena materializada en mil tracerías; gema del arte colonial barroco poblano, genial exaltación estética de radiante hermosura del barroco exhuberante mexicano; magno relicario del misticismo colonial.

Calle 5 de mayo y 4 poniente

lunes de 9:00 a 14:30

Martes a viernes de 9:00 a 12:30 y de 16:00 a 18:00

Sábado y domingo de 13:00 a 18:00

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*